Sunday, March 20, 2011

Él dijo/Ella dijo...

Una tarde de sábado, como muchas otras, me junté con unos amigos en la casa (de turno) de alguno de ellos. Esto ocurrió durante mis años como estudiante de secundario, y a días de haber salido por primera vez, con un flaco con el que estaba enganchada. Cuando ya la reunión estaba casi por acabarse, encuentro un momento a solas con uno de mis amigos y busco su consejo. Para ese entonces, él estaba saliendo con una amiga (también del grupo, pero que no estuvo presente en dicha reunión) y ya había tenido una serie de novias (sí, en materia de mujeres, al chico le iba muy bien), con lo cual, no sólo me podía brindar su opinión como hombre, sino que también, tenía más experiencia del tema que yo. 

- Che, ¿y cómo andas con *BIPPP* (nombre censurado)? -le pregunto.

-Bien, muy bien- me responde con una sonrisa.

- Me alegro. Che te quería preguntar una cosa: hace poco salí con *BIPP*, te acordás de este chico del que te comenté?- y se lo describo en una o dos frases para ponerlo en tema.

-Ah, sí. Ahora me acuerdo. Mira vos, que bien. Te felicito- me dice con un tono alegre y con una expresión en los ojos y una mueca que gritan un tácito "¡Eeeeeesa!¡Picarona!".

- Estem...seeh- hago caso omiso a su burla- En fin...la cuestión es que salimos y todo bien...yo la pasé bien, el tema es que por momentos había un "silencio incómodo". Y yo intentaba sacar temas de conversación para evitarlo, pero varias veces cuando íbamos caminando, el silencio aparecía y era muy largo. La verdad es que no sé...¿A vos te pasó eso alguna vez? ¿Y si el flaco se aburre?

Mi amigo al escuchar esto estalla a carcajadas, en especial al notarme con un  mezcla de inseguridad y  de neurosis. 

-¡No, boluda!¡No pasa nada, en serio! Eso siempre pasa. 'Cuchame, tampoco vas a estar hablando TODO el tiempo. 

- No todo el tiempo no, tampoco soy como las Gilmore Girls- replico entre risas, y ya más aliviada de que no era "sólo yo". -Pero bueno, vos sabes a que silencios me refiero...¿a vos te pasó con *BIPP*?

-Sí, me pasó, quedate tranquila. Por ejemplo: cuando salimos el otro día y empezamos a caminar a la salida del cine.  No seas boluda, no te preocupes, no pasa nada- y me dá una palmaditas en la espalda para animarme.

Ya mucho más aliviada, me dije a mi misma "no seas una neurótica/paranoica de mierda, él tiene razón" y me olvidé del tema. El lunes me encuentro con una amiga (casualmente su novia), y le pregunto cómo andaban sus cosas y que tal venía con mi amigo (aunque yo ya sabía que las cosas venían bien porque me lo había dicho él, así que sólo esperaba una reafirmación de su parte).

- Bien, todo bien- me responde con una tímida sonrisa. ¡Y fui feliz! Sí, el señor tenía razón, no pasa banada, estaba siendo paranoica, no había NINGÚN problema, esos silencios incómodos sucedían (hasta en las mejores familias).

-Me alegro- le devuelvo una sonrisa, mientras cantada para mis adentros *We are the champions, my friendddddddddddd!!!*. Y yo fui feliz. Fui feliz por otros 5 segundos. Pero no el mundo no me deja ser  una persona feliz y tranquila, quiere que sea la versión femenina de Woody Allen. Así que mi amiga continúa hablando y dice:

-Sí, bien. Lo único que sí, es que cuando volvíamos del cine, nos la pasamos todo camino en silencio. ¡FUE UN EMBOLE!


¡¡¡PERO LA REPUTISIMA M$%&%$/$/&$%&$@#.....!!!¡¿Y por qué no se van todos un poquito a la mierda?! Y ahí volví a estar donde había comenzado. No, miento. Peor. Mi neurosis se estaba dando un flor de festín. Pero de algo estaba segura: nunca, pero NUNCA más, pedirle consejo sobre relaciones a cualquiera de esos dos.


Creative Commons License

10 comments:

Hugo said...

El silencio no incomoda a todos de la misma forma, che.

Por suerte, sino tendríamos que pasárnosla diciendo giladas el 100% del tiempo y nos mandarían al carajo en poquito tiempo.

Hermana de SDU-7 said...

Bueno, iba a comentar lo mismo que Hugo y me ganó de mano :B

Vo' no te preocupé'. De última, charlalo con el pibe con el que estés saliendo y listo. ¡Y ya tenés un tema para charlar!

Sofía said...

Nahhh Va a ser medio un cliche lo que digo pero... los silencios están buenos!!! Ja! Lo podés mirar y ver su reacción y hasta cagarte de la risa (ahora pienso que esto se asemeja a un tip de cosmopolitan).
Por ahí en las primeras salidas es incómodo, pero el silencio es también intimidad. Son los tiempos de la ansiendad!!! La ansiedad gobierna nuestras vidas contemporáneas, blah blah....

Un besote!

CEH notancul said...

UUUUHHHHHH eso me vuelve completamente loco. Lo que es más, me pasó ayer. Es TE-RRI-BLE.

Sí, los comentarios anteriores venían muy bien. Pero la verdad es que es un bajón. Ahora bien, yo creo que lo más probable es que quien está al otro lado de ese silencio no se aburra, sino que sienta el mismo miedo. No es un alivio pero es mejor que creerse aburrido.

Por cierto, un par de tips a lo cosmopolitan pero que si funcionen y no tengan la palabra 'hot' cada dos oraciones creo que vendrían bien. ¿Quién tiene la posta?

Un beso, che, R.A.P.

CEH notancul said...

Me olvidaba:

"Hagamos un podcast"

Yo digo, ¡dale!
Tiembla el panteón de la radiofonía argentina.

Gérman said...

Los silencios en una primera salida, son lo peor. A uno le agarra una paranoia creyendo que esta aburriendo y que va todo mal.
Buscas un tema de conversación en tu mente, pero no sale nada. Mientras uno piensa "ojala tuviera la labia de Woody Allen" y más al fondo una voz te grita "NO HABLES DEL CLIMAAA!"

Lic_jasper said...

Tampoco podes estar hablando todo el tiempo de todo, asi que no hay problemas si eso sucede. El problema, el bache en la primera cita, es casi algo normal.

Realmentealpedo said...

Gracias muchachos por los consejos jajaja. Aunque en realidad este post iba más que nada apuntado a (una obviedad) como un mismo evento puede tener dos interpretaciones completamente distintas, en especial cuando se trata de relaciones (y cómo eso, que si bien uno sabe en teoría un poco es un poco desconcertante cuando lo escucha en la práctica, terminó desencadenando en que me vuelva aún más paranoica porque no sabía a que versión hacerle caso).

Esa creo que fue una de las pocas veces (sí,contadas con los dedos de una mano) en donde pude ver a una pareja formada por amigos cercanos y donde ambos me contaban su versión de los hechos (porque generalmente uno escucha el punto de vista de su amigo y listo, no el de su pareja).

Anahi said...

No pienso dar ningún consejo porque ya me los gastaron todos... eso me pasa por no leer tu blog más seguido jajaja, me siento mala fan...(o sii rap, tenés fan!)
Nada más voy a decir que amo esos silencios. Aunque en parte también los odio porque no puedo saber en qué carajo está pensando la otra persona, pero cuando puedo suponerlo, me hace feliz!
Más que nada cuando pensamos lo mismo. Es una forma diferente de conexión, y no se siente nada mal. Intentá relajarte cuando pase otra vez.

Juanita is dead said...

ajajajajajja
y despuès los tipos no entienden què es lo que nos pasa y tienen el tupè de llamarnos histéricas!